Diseño del Nuevo Campus de Irún

Cliente: Mondragon Unibertsitatea, Enpresagintza Fakultatea

Lugar: Irún, Gipuzkoa

Fecha ejecución: 2019 (Identidad Espacial - Atrezzo)

Fecha ejecución: 2017 (Arquitectura)

Equipo Arquitectura: [Juana Canet + Elena Gómez + Ruth Cuenca + KREAN]

Colaboradores: Pablo Sánchez + Claudia Ponce

Equipo IE- Atrezzo: [Miren Escartin + Elena Gómez + Ruth Cuenca]

Fotografias: Biderbost Photo

El proyecto comenzó en 2017 con el diseño de espacios para transformar el Centro Cívico Palmera Montero en la nueva facultad de empresariales de la Universidad de Mondragón en Irún (Gipuzkoa). La facultad albergará dos grados universitarios que emplean dinámicas de aprendizaje innovadoras;  LEINN (Liderazgo, Innovación y Emprendimiento) y myGADE (Administración y Dirección de empresas).

​La idea principal para esta nueva sede es que los espacios de relación en un entorno educativo sean también tratados como generadores de conocimiento. Espacios tan importantes como las aulas o salas de reunión. Son espacios experimentales, donde los estudiantes pueden estudiar, trabajar, descansar e intercambiar conocimiento.

Para ello todas las particiones se realizan con mobiliario modular que permite realizar varias funciones; son espacios de exposición, de descanso, de discusión, de experimentación y de trabajo.

​Espacios que, en concreto en el grado LEINN, potencien y favorezcan la experiencia de aprendizaje, y no sólo en las aulas sino en aquellos espacios donde surge el aprendizaje “no académico” y donde “pasan las cosas”: en los pasillos, puntos de encuentro, puntos de lectura, etc. Y de distinta forma, en el grado de myGADE, además de las aulas se crea un espacio comunitario abierto, la "Plaza".

​El mobiliario es modular y flexible, utiliza materiales opacos, transparentes y translúcidos, y se adapta a los diferentes espacios de aulas, salas de trabajo, salas de reunión, espacios de empresa que requieren de distintos grados de privacidad y transparencia.

En cuanto a la identidad espacial del Campus de Irún, se trabajó junto a los usuarios en aquellos valores con los que ellos se identifican para procesarlos y transformarlos en diseño espacial, haciéndolos visibles en el espacio para que ellos lo hagan suyo. Para ellos se crearon una serie de líneas de colores tanto en pared como en techo que recorren y conectan los espacios y cuando se encuentran, ponen de manifiesto los conceptos clave relativos a los dos grados universitarios que alberga el edificio.